La chinchilla doméstica

Chinchillas silvestres | Colabora con nosotros | El libro de las chinchillas
Clasificación taxonómica | Chinchilla lanigera | Chinchilla brevicaudata
Generalidades | Musculo-esqueleto | Organos internos | Organos de los sentidos
Datos biológicos generales | Hematología | Urología | Nutrición | Determinación de la edad
Medicina interna | Enfermedades infecciosas | Dermatología | Oftalmología | Odontología | Traumatología | Toxicología | Oncología | Etología | Zoonosis
Radiología | Ecografía abdominal | Ecocardiografía | Laboratorial
Procedimientos quirúrgicos | Fluidoterapia | Antibacterianos | Antifúngicos | Antiparasitarios | Analgésicos | Anestésicos y sedantes | Otros
CITES | Legislación europea | Legislación nacional | Legislación autonómica | Legislación local
Anatomía | Fisiología | Patología | Genética | Nutrición
Libros | Capítulos específicos en libros | Referencias en libros | Artículos específicos en revistas | Referencias en revistas | Tesis doctorales
Patología | Cirugía | Reproducción y Obstetricia | Etología | Diagnóstico por imagen
Crecimiento de la chinchilla

Crecimiento de la chinchilla doméstica

Se realiza un estudio de los pesos diarios de las chinchillas nacidas en un grupo familiar doméstico de Chinchilla lanigera durante las trece semanas posteriores a su nacimiento con la intención de establecer el ritmo medio de crecimiento durante este periodo de tiempo. Se pretende averiguar si el número de integrantes de la camada tiene algún tipo de influencia en el peso de las chinchillas al nacimiento y en su ritmo de crecimiento. También se pretende establecer si la suplementación de la lactación materna con lactación artificial puede suponer algún tipo de ventaja y si es conveniente la fragmentación de camadas numerosas. Todos los ejemplares se han pesado diariamente a la misma hora.

Como es natural, de este estudio no deberían sacarse conclusiones generales, ya que la muestra objeto del estudio es poco numerosa, especialmente en lo referente a camadas de 4 y 5 crías, y no puede considerarse como una verdad cierta. Sin embargo, los datos obtenidos sí reflejan una realidad y pueden ser tenidos en consideración. Dado que el estudio refleja que las variaciones relevantes se producen en los dos primeros meses de vida, esperamos que más personas hagan estudios de este tipo para poder tener resultados cada vez más fiables.

  • Animales objeto de estudio: 28 chinchillas (cuatro camadas de 1 chinchilla, tres camadas de 2, tres camadas de 3, una camada de 4 y una camada de 5). La camada de 4 en realidad estaba formada por 5 crías, pero debido a las peleas que se producen en las camadas muy numerosas una de las crías murió a los pocos días. Esto hace que en realidad la estimulación y la producción láctea materna implicase sólo a 4 de las crías.

  • Inicio del estudio: 22 de febrero de 2005

  • Fin del estudio: 7 de septiembre de 2008

  • Interpretación de los gráficos: los datos referidos a las camadas de 1 chinchilla aparecen en color azul, en amarillo los de las camadas de 2 chinchillas, en rojo los de las camadas de 3 chinchillas, en verde los de las camadas de 4 chinchillas, en naranja los de las camadas de 5 chinchillas y en blanco los datos medios.


Estudio comparativo del peso de Chinchilla lanigera doméstica durante las trece semanas posteriores al nacimiento, dependiendo del número de crías en la camada


Peso medio al nacimiento

Camada de 1

Camada de 2

Camada de 3

Camada de 4

Camada de 5

Media

Peso medio al nacimiento (g)

57,75

47,67

43,56

39

45

Los resultados obtenidos nos permiten indicar que las chinchillas domésticas objeto del estudio pesaron al nacer 45 gramos de media, siendo los pesos mayor y menor registrados 69 gramos y 31 gramos respectivamente. No aparece reflejada ninguna camada de 4 crías porque, como ya hemos comentado, la camada de 4 crías en realidad fue una camada de 5 en la que una de las crías murió al poco de nacer. Como se puede ver, existe gran diferencia en el peso medio al nacimiento dependiendo del número de crías que compongan la camada. Por tanto, concluimos que el peso medio de las crías al nacimiento disminuye al aumentar el número de crías en gestación. Sin embargo no deja de ser paradójico que si comparamos la cría de menor peso de una camada de una única cría con la cría de mayor peso de la camada de 5 sólo haya 2 gramos de diferencia (52 gramos – 50 gramos).


Días necesarios para multiplicar el peso al nacimiento

Factor de multiplicación

Camada de 1

Camada de 2

Camada de 3

Camada de 4

Camada de 5

Media

x2

23

17

22

22

22

21

x3

40

33

37

44

33

37

x4

61

50

55

57

44

53

x5

82

66

72

71

55

71

x6

-

86

91

83

68

85

X7

-

-

-

-

78

-

X8

-

-

-

-

91

-

Incremento medio de peso por semanas completas tras el nacimiento

Semana

10ª

11ª

12ª

13ª

Incremento medio (g/día)

2,12

2,55

2,80

2,71

2,80

2,82

3,03

2,91

2,43

3,15

2,74

2,56

2,63

Parece un hecho un poco sorprendente que durante su primera semana de vida una chinchilla consiga ganar el mismo peso que una chinchilla de 3 meses, cuando su peso es 6 veces superior. La razón probablemente haya que buscarla en el tipo de alimentación. Mientras que la leche es realmente nutritiva y se aprovecha al máximo, la dieta vegetal es de escaso rendimiento. Debido a que es necesario ingerir mucha cantidad de vegetal para obtener el mismo resultado que con una pequeña cantidad de leche, en cuanto las chinchillas disminuyen la cantidad de leche ingerida se reduce la eficiencia de su alimentación.

Incrementos de peso diarios medios tras el nacimiento dependiendo del número de crías de chinchilla que formen la camada

El gráfico anterior muestra los incrementos diarios medios de peso en gramos. Obsérvese que las chinchillas tienen una ganancia media diaria de entre 2 y 3 gramos desde el 3er día de vida y hasta el final del periodo objeto de estudio. Las variaciones individuales diarias máxima y mínima registradas fueron de +16 y -8 gramos respectivamente.

Incremento medio de peso a las trece semanas tras el nacimiento

El incremento medio de peso al final del estudio fue de 2,71 gramos/día. Es destacable que a partir de la segunda semana tras el nacimiento el incremento medio de peso se sitúa entre los 2,50 y los 3,00 gramos hasta casi el final del estudio. Por tanto, el crecimiento es bastante regular durante esta fase del desarrollo de las chinchillas.

Incremento de peso medio diario acumulado tras el nacimiento dependiendo del número de crías de chinchilla que formen la camada

Es destacable la diferencia encontrada en el ritmo de crecimiento de las camadas de 1 y 2 crías. En ambas el ritmo es claramente mayor que la media pero en las segundas es mayor que en las primeras. Los ritmos de crecimiento se igualan hacia el día 38 y permanecen bastante similares hasta el final del estudio. Creemos que una posible explicación de este hecho un poco desconcertante estaría en que la estimulación simultánea de varias mamas durante la lactación haría que la producción de leche fuese mayor. El hecho de que existiesen dos crías lactantes haría que la producción láctea de cada una de esas mamas fuese mayor que si sólo existiese una cría. Si esta hipótesis fuese cierta, y dado que la chinchilla tiene dos mamas claramente más productivas que el resto, en los casos de más de dos crías lactantes el ritmo medio de crecimiento esperado sería menor que en el caso de camadas de una o dos crías. Los datos parecen corroborar esta afirmación.

Aunque hemos observado que las crías de chinchilla comienzan a ingerir alimento sólido a una edad tan temprana como son los dos días de vida, en las camadas en las que no se suplementa la alimentación con lactación artificial no se estabilizan los incrementos diarios de peso hasta el día 15 tras el nacimiento, debido a la diferencia en la ingesta de leche materna. A partir de este día no se aprecian diferencias significativas respecto al incremento medio diario. Este hecho nos lleva a la conclusión de que las 2 primeras semanas de vida son un periodo crítico en la lactación de la chinchilla y en el caso de camadas numerosas (de más de 3 crías) sería prácticamente imprescindible suplementar con lactación artificial.

Incremento de peso medio porcentual diario tras el nacimiento

Debido a que las chinchillas tienen una ganancia de peso tan regular, dicho incremento expresado en tanto por ciento respecto al peso corporal del día anterior ha revelado aumentos notables los primeros días de vida, siendo el valor máximo registrado el de una hembra que en el primer día de vida aumento un 11,90% su peso corporal. Por el contrario, la mayor pérdida se produjo en un macho, que perdió el 9,09% de su peso en su primer día de vida. Debido a que la ganancia en gramos por día es tan poco variable, este incremento porcentual se ve reducido con el paso de los días.

Incrementos de peso porcentuales diarios medios tras el nacimiento dependiendo del número de crías de chinchilla que formen la camada

Tasa media de crecimiento durante las trece semanas posteriores al nacimiento

En el gráfico siguiente se compara la velocidad de crecimiento de las diferentes camadas en estudio. Se ha establecido el 95% de la media de crecimiento diario de cada camada como el nivel de confianza o nivel a partir del cual se considera que no existen diferencias significativas. Es relevante observar cómo las camadas de una cría alcanzan este nivel a los 12 días, mientras que las de dos crías lo hacen tan tempranamente como a los 6 días. Las camadas de tres crías son mucho más tardías y no alcanzan este nivel hasta los 23 días. A pesar de recibir lactancia artificial, las camadas de cuatro y cinco crías no alcanzaron este nivel hasta los 75 y 47 días respectivamente. En este caso, las diferencias encontradas se justifican por la existencia de lesiones en los integrantes de la camada de cuatro crías originadas por peleas entre ellos causadas por hambre (en esta camada no se separaron las crías hasta que aparecieron lesiones, mientras que en la camada de 5 crías se separaron en el momento del nacimiento en dos grupos que se juntaban con la madre en periodos alternos de 6 horas). Es curioso como en la media general el nivel de confianza se alcanzó a los 35 días, una edad muy próxima a la edad de destete recomendada por los criadores de chinchillas con fines peleteros, que han establecido en 39 días la edad óptima para el destete.

Otra diferencia significativa encontrada es la velocidad máxima de crecimiento. En las camadas de 1 cría la velocidad de crecimiento máxima se alcanza a los 45 días, a los 9 en las camadas de 2, a los 56 en las de 3, a los 90 en las de 4 y a los 78 en las de 5 crías. Esta enorme velocidad de crecimiento inicial en las camadas de dos crías refuerza la hipótesis formulada anteriormente. Si dejásemos de lado el pico de crecimiento que se da en las camadas de 2 crías en sus primeras semanas de vida, el periodo de máximo crecimiento se da hacia el día 59.

Evolución de la velocidad de crecimiento tras el nacimiento dependiendo del número de crías de chinchilla que formen la camada y tomando como referencia la velocidad de crecimiento a las 13 semanas para cada una de las camadas

Evolución media del peso tras el nacimiento

La diferencia en la velocidad de crecimiento de una camada de chinchillas parece depender de la cantidad de crías que la formen. De hecho, hemos podido comprobar que los pesos de las camadas que no recibieron alimentación suplementada no se igualan en el periodo de tiempo objeto del estudio. Esto nos hace inferir que en libertad las camadas con menor número de crías deberían tener mayores posibilidades de supervivencia, ya que su crecimiento es más rápido y por tanto deberían tener mayores recursos para superar dificultades.

Resulta significativo que al finalizar el periodo objeto de estudio el peso de las camadas de 5 crías con alimentación suplementada con lactación artificial fuese similar al peso medio de las camadas de una o dos crías. Queda demostrado que en las camadas numerosas la ayuda en la lactación es una práctica recomendable que consigue mejoras sensibles en los ritmos de crecimiento. No debería desdeñarse la posibilidad de instaurar de manera protocolaria la práctica de la lactación artificial complementaria en la crianza de cualquier chinchilla.

Evolución del peso tras el nacimiento dependiendo del número de crías de chinchilla que formen la camada

Efecto de la lactación artificial complementaria en camadas numerosas

La lactación artificial suplementaria iniciada de manera precoz ha demostrado ser muy útil en el caso de camadas muy numerosas. Hemos comparado los pesos medios de dos camadas de 5 chinchillas que recibieron lactación artificial complementaria con los pesos de camadas de 1, 2 y 3 crías que no vieron complementada su lactación natural.

Evolución del peso tras el nacimiento en camadas de hasta 3 chinchillas con lactación natural y en camadas numerosas con lactación natural suplementada

El peso de las crías de las camadas de 5 con lactación suplementada deja de tener diferencias significativas con el peso de las crías de las camadas de 3 el día 43 tras el nacimiento. Con las crías de las camadas de 2 esto ocurre el día 84. Durante todo el periodo de estudio siempre han existido diferencias significativas con el peso de las crías de las camadas de 1. Sin embargo, si observamos el efecto de la segregación en las camadas numerosas (como veremos en el apartado siguiente) esas diferencias dejan de ser significativas.

Evolución del peso tras el nacimiento dependiendo del número de crías de chinchilla que formen la camada y de si la lactación natural ha sido o no suplementada artificialmente

Efecto de la segregación en camadas numerosas

La segregación precoz junto con la lactación artificial suplementaria iniciada de manera temprana han demostrado ser la mejor opción en el caso de camadas muy numerosas. Hemos comparado los pesos medios de dos camadas de 5 chinchillas. Las dos camadas compartían progenitores.

En la primera dejamos juntas a las 5 crías con la madre hasta el día 3 tras el nacimiento aunque comenzamos la lactación artificial suplementaria el día 1 tras el nacimiento. Los ataques para lograr acceso a las mamas más productivas se iniciaron casi de inmediato. A consecuencia de las lesiones fue necesario hacerles curas a todas ellas varias veces al día.
En la segunda iniciamos la lactación artificial suplementaria el mismo día del nacimiento, habiendo separado las crías en dos grupos para evitar las peleas.

Las diferencias halladas en el peso son significativas a partir del día 26. Debe señalarse que aparte de las diferencias en el peso encontramos notables diferencias en la calidad de vida de las crías, ya que a consecuencia de la gravedad de las lesiones que se causaban entre ellas murió una cría del primer grupo. En cambio, en el segundo grupo no se observaron más lesiones que las que se pueden encontrar en camadas de 2 o 3 crías.

El ritmo de crecimiento es sensiblemente mejor en el caso de hacer una segregación temprana. De hecho, si se hace una segregación temprana a la vez que se suplementa artificialmente la lactación, al cabo de 13 semanas no se aprecian diferencias de crecimiento respecto a las camadas de 1, 2 o 3 crías alimentadas exclusivamente con lactación natural. El peso de las crías de la camada de 5 con lactación suplementada deja de tener diferencias significativas con el peso de las crías de las camadas de 3 el día 30 tras el nacimiento. Con las crías de las camadas de 2 esto ocurre el día 72 y el día 70 con las crías de las camadas de 1.

Efecto de la segregación temprana en la evolución del peso tras el nacimiento en camadas numerosas de chinchilla

CONCLUSIONES

Las conclusiones que pueden extraerse de este estudio son las siguientes:

  • Las chinchillas tienen un peso medio al nacimiento de 45±8,24 gramos, estando su peso notablemente influenciado por el número de crías que componen la camada.
  • El incremento medio diario es muy estable y se cifra entre 2 y 3 gramos al día durante las 13 primeras semanas de vida. El incremento medio al final del este periodo de tiempo es de 2,71±0,37 gramos por día.
  • Las camadas de dos crías tienen una tasa inicial de crecimiento superior al resto de camadas, por lo que durante los primeros días del estudio tienden a igualar su peso con las camadas de una única cría. De hecho, deja de haber diferencias significativas a partir del día 12 tras el nacimiento.
  • Hemos establecido 3 periodos importantes de la lactación de las chinchillas. El primero es vital y afecta a sus primeras horas y es en el que absorben el calostro. Este proceso de absorción pierde eficacia muy rápidamente, un 50 % a las 12 horas y cesa a las 36 horas. El segundo, que incluye al primero, es en el que la lactación tiene un componente preponderante y es en el que el ritmo de crecimiento alcanza sus valores máximos y se ha estimado en las dos primeras semanas de vida. El tercero es un periodo de equilibrio, en el que la alimentación con sólidos va sustituyendo progresivamente a la lactación. Hemos estimado este periodo hasta el día 45 tras el nacimiento. Es importante señalar que existe un estudio en el que se afirma que no es posible obtener leche de la mayoría de las chinchillas a partir del día 10 tras el parto. Sin embargo, tenemos conocimiento de chinchillas que han manifestado producción láctea a edades tan avanzadas como 45 días post-parto.

Categorización temporal del periodo de lactación de la chinchilla

  • Tras el destete las camadas muestran un crecimiento estable, por lo que se puede proceder a su separación de la madre con garantía entre la 6ª y la 8ª semana tras el nacimiento, siendo recomendable acercarse más al plazo máximo cuanto más numerosa sea la camada.

  • El peso medio de las crías al mes de vida es de 121,46±24,06 gramos, a los dos meses es de 208,71±29,25 gramos y a los 3 meses es de 289,52±36,50 gramos. Aunque las chinchillas muestran un crecimiento bastante regular, esto no quiere decir que no existan de forma normal individuos que se desvíen enormemente de la media. Sirva para ilustrar esta afirmación la gráfica que muestra los pesos de las crías que más y menos pesaron al final del periodo de estudio:

Evolución del peso de las crías de chinchilla partipantes en este estudio que más y menos pesaron a las 13 semanas tras el nacimiento

  • Como norma general, las chinchillas tienen capacidad láctea para alimentar a camadas de hasta 3 crías sin necesidad de suplementar artificialmente la lactación. En las camadas más numerosas se recomienda segregar las crías desde el mismo momento del nacimiento en grupos de hasta 3 crías, instaurando periodos alternos en los que las crías tengan la posibilidad de mamar de la madre. En los dos primeros días de vida estos periodos de tiempo deben ser cortos, especialmente durante las doce horas posteriores al parto, para facilitar el acceso al calostro. A partir del segundo día de vida se pueden hacer turnos alternos de 6 e incluso 8 horas.

  • La lactación artificial complementaria es una opción que podría plantearse en las camadas de 3 crías, ya que su crecimiento es sensiblemente inferior a las camadas de hasta 2 crías. Es posible que se obtengan mejoras sustanciales especialmente en la cría que normalmente no tenga acceso a ninguna de las dos mamas más productivas.


Recursos en línea
  1. Fernández AS, Padola NL, Estein SM. El calostro, fuente de transferencia de la inmunidad materna. Ciencia Veterinaria 1994; 22. Consultado el 8 de octubre de 2008.
  2. Volcani R, Zisling K, Sklan D, Nitzana Z. The composition of chinchilla milk. British Journal of Nutrition 1973; 29:121-125. Consultado el 8 de octubre de 2008.
Quiénes somos | Contacta con nosotros | ©2006 Centro Veterinario CARLINDA